Exclusiva-Alemania prepara plan de crisis para fin abrupto del gas ruso

Las autoridades alemanas se están preparando silenciosamente para cualquier interrupción repentina en el suministro de gas ruso con un paquete de emergencia que podría incluir tomar el control de empresas críticas, dijeron a Reuters tres personas familiarizadas con el asunto.
Los preparativos liderados por el Ministerio de Asuntos Económicos muestran el elevado estado de alerta sobre el suministro del gas que impulsa la mayor economía de Europa y es fundamental para la producción de acero, plásticos y automóviles.
El gas ruso representó el 55% de las importaciones de Alemania el año pasado y Berlín ha estado bajo presión para romper una relación comercial que, según los críticos, está ayudando a financiar la guerra de Rusia en Ucrania.
Alemania ha dicho que quiere desconectarse de los suministros rusos, pero espera depender en gran medida del gas de Moscú hasta mediados de 2024.
No está claro si se produciría una interrupción abrupta y los funcionarios dijeron que Alemania quería evitar una escalada, por ejemplo, respaldando un embargo europeo de gas, ya que ya apoyó las sanciones contra Moscú sobre el carbón y el petróleo.
Pero ahora temen que Rusia pueda cortar los flujos de gas unilateralmente y quieren poder hacer frente si lo hace.
Si bien existe un marco amplio y el gobierno está decidido a ayudar, ahora se están discutiendo los detalles de cómo pondrá el plan en acción, dijeron los funcionarios.
El gobierno respaldaría la concesión de más préstamos y garantías para apuntalar a las empresas energéticas, ayudándolas a hacer frente a los precios en alza, y podría tomar bajo su protección a empresas críticas, como las refinerías, dijeron los tres funcionarios.
Cuando se le pidió un comentario sobre las medidas, el Ministerio de Economía de Alemania señaló las declaraciones de su titular, el vicecanciller Robert Habeck, de que el país había realizado «intensos esfuerzos» en las últimas semanas para reducir el uso de energía rusa.
El mes pasado, Berlín aprobó un cambio legal para permitirle tomar el control de las empresas de energía como último recurso.
Ahora está discutiendo cómo podría usar la medida en la práctica, como tomar el control de la refinería PCK operada por Rosneft de Rusia en Schwedt, cerca de Polonia, dijeron dos de las personas. Representa la mayor parte de las importaciones de petróleo ruso restantes de Alemania y podría verse afectado por un embargo de petróleo de la Unión Europea.
Rosneft se negó a comentar sobre cualquier posible acción alemana.
¿NACIONALIZACIÓN DE LA ENERGÍA?
Una de las personas dijo que la nacionalización de las empresas de energía era una opción que se estaba considerando, pero que tendría que sopesarse cuidadosamente y justificarse con el argumento de asegurar el suministro de energía en lugar de castigar a Rusia.
Alemania también podría adquirir participaciones en otras empresas, dijeron dos personas familiarizadas con el asunto. En 2018, hizo un movimiento similar cuando el banco estatal de desarrollo KfW compró el 20% del operador de redes de energía 50Hertz para rechazar una oferta de State Grid de China.
El paquete final de emergencia del gobierno aún no se ha finalizado. Una de las personas advirtió que la toma de participaciones minoritarias en empresas y la intervención en la refinería de Schwedt seguían en discusión pero no se habían decidido.
Los funcionarios también están examinando cómo KfW puede aliviar la presión sobre las empresas críticas apoyándolas con más préstamos o líneas de crédito de emergencia que podrían usar si los precios de la energía se disparan y desencadenan costosas llamadas de margen en sus posiciones de mercado.
A principios de este año, KfW ayudó a la empresa energética alemana Uniper, a la división de gas VNG de EnBW y al operador de la central eléctrica a carbón Leag a hacer frente a la volatilidad de los mercados energéticos.
KfW se negó a comentar a qué empresas había ayudado.
Alemania también está examinando cómo racionaría el gas en caso de emergencia. Su regulador está considerando si dar prioridad a la industria sobre los hogares, lo que sería una reversión de la política actual donde las empresas serían cortadas primero.
Las discusiones se desarrollan en el contexto de la guerra en Ucrania y un enfrentamiento cada vez más tenso entre Moscú y Bruselas, que ha respaldado duras sanciones para aislar a Rusia.
El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo a sus fuerzas armadas en un desfile el lunes que estaban luchando por su país, pero no ofreció pistas sobre cuánto duraría su asalto a Ucrania, que el Kremlin llama una operación militar especial.

Fuente: Investing.

Deja un comentario